El paraíso de los gatos, de Émile Zola (1840 – 1902, París, Francia)

Esta es una bella fábula creada por uno de los más aclamados escritores franceses de todos los tiempos; como dato curioso, se trata de uno de los primeros textos creados por el autor.

El paraíso de los gatos cuenta la historia de un gato regordete que narra, en primera persona, una loca aventura que vivió en los tejados, gracias a la cual aprendió a apreciar las comodidades de la domesticación, con toda la ironía que cabe en esta frase.

Ilustración del Paraíso de los gatos

El gato relató (o tal vez dictó) a un joven que hace las veces de narratario, cómo en su juventud vio con envidia a los gatos asilvestrados que saltaban de tejado en tejado al otro lado de su ventana, entonces quiso probar las bondades de la libertad; lo que no sabía el pobre minino, es que con ella viene también la autonomía: alimentarse por sus propios medios, protegerse del frío sin su camita, defenderse de otros gatos territoriales.

Libro Paraíso de los gatos

Zola pone el dedo en la llaga en un tema que atañe tanto a los gatos como a sus protectores de dos patas: la encrucijada entre la vida cómoda y segura versus la libertad llena de riesgos; ¿los gatos deben estar calentitos en los sofás o brincando sobre los tejados? He aquí la gran pregunta que se hace y que trata de responder a través de los ojos felinos.

Una lectura filosófica para grandes y para chiquitines reflexivos también. Le doy 4 garras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s