La gota que derramó el tazón… de leche

Apuntes sobre el desabastecimiento de leche en la capital colombiana, por allá en 2011.

Ante la escasez de leche en Bogotá, muchos sectores de la sociedad se muestran preocupados: las amas de casa, los tenderos, las madres… de todos ellos he escuchado testimonios alarmantes, pero, ¿y quién se preocupa por los gatos y su lechita tibia de cada noche? ¿Cómo le explico a mi felpudo amigo -que es todo uñas y dientes cuando no se satisfacen sus antojos- que hoy no podrá deleitar su paladar con la leche deslactosada y descremada a la que está acostumbrado?

Los gatos citadinos, chapinerunos, no toman esa leche entera y corriente con la que nos conformamos la mayoría de los humanos. No intente darle leche entera a su gato, su pancita no lo soportará –como sí lo hacían las de sus antepasados- y estallará en inmundas consecuencias que usted tendrá que rastrillar del cajón de arena. Tampoco es posible engañarlos con otros lácteos, como yogurt o queso, porque aunque los devorarán con gusto, esperarán aún su ración del preciado líquido blancuzco.

Los bogotanos de a pie, que no conocen bien a los gatos, pensarán que son inofensivos, pero eso es una ilusión ocasionada por sus ojazos profundos y sus naricitas tiernas. Un gato sin su tazón de leche diario se pone malhumorado, y eso no le conviene a nadie en la casa. Sillones deshilachados, tapetes manchados para siempre con bolas de pelo trasbocadas, cortinas hechas trizas… pronto todos estarán enojados y lo estarán más cuando sus gatos, misteriosamente, desaparezcan para ir tras la leche.

Nuestros mininos no realizarán su búsqueda en solitario, harán una excepción y formarán una enorme y aterradora manada que deambulará por las desocupadas calles capitalinas. Nadie sabe de lo que son capaces cuando se juntan. No me extrañaría que, de tejado en tejado, se vayan escabullendo nuestras mascotas por la ventana para unirse a una apoteosis felina, similar a la soñada por Steinlen. La desaparición de la leche es sin duda un oscuro presagio del fin del mundo.

En cuanto a lácteos se refiere, humanos y gatos somos enemigos naturales. Para ellos como para nosotros –en nuestras respectivas edades adultas- tomar leche es más una cuestión de lujo gastronómico que una necesidad nutricional. Ambos sabemos que por eso necesitamos beber leches a las que les han retirado sus azúcares y grasas naturales. Las más escasas hoy en día.

¿Dónde está la leche? Se preguntan en los diarios y los noticieros. Según la versión del gobierno, no hay desabastecimiento ni escasez, pero sospecho que el Ministro de Agricultura puede haber dado esas reconfortantes declaraciones sólo para no asustar a su mascota felina, que tal vez ya tenía una garra sobre su alfombra favorita.

Hemos estado jugando por más de cuatro mil años un peligroso juego de poder con el más indómito habitante de nuestras ciudades, y lo único que mantenía la paz tras esos brillantes ojos como ópalos, era la seguridad de que, pasara lo que pasara, podríamos darles su lechita caliente antes de dormir. El enfrentamiento más grande de la humanidad será contra los felinos hogareños, y se peleará por la leche. Su escasez puede ser la gota que derrame el tazón.

Una solución beneficiosa para ambas partes es que se imponga como ley la tenencia de un gato en cada casa, y se aproveche su extraordinario olfato para rastrear y encontrar la leche extraviada. Así, en las calle no se verán más paseadores de perros, sino cientos, miles de mujeres, hombres y niños persiguiendo a sus gatitos y trepándose por los tejados tras ellos. Sería una manera efectiva de contrarrestar la especulación láctea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s